Blog

BAYA DEL FAISÁN. Desde el Himalaya al Gándara.

Phil Gayton en Flickr (CC)
Phil Gayton en Flickr (CC)

Leycesteria formosa Wall.

Madreselva del Himalaya, nuez moscada del Himalaya o baya del faisán es un arbusto de hoja caduca de la familia de las Caprifoliáceas originaria del Himalaya y el suroeste de China.

De crecimiento fuerte y rápido, puede alcanzar los dos metros de altura. Posee tallos redondos, huecos y lustrosos, de color verde, que crecen verticales desde la base.  Las hojas son ovadas, con márgenes ligeramente lobulados, largas y afiladas de color verde oscuro con la nerviación verde-azulada que, al final del verano, va tornándose púrpura.

15240848848_37ff0f050a_o
Swallowtail Garden seeds en Flickr (CC)

Florece en verano, con flores tubulares, blancas o ligeramente rosadas, pequeñas y rodeadas de brácteas de un intenso color púrpura, aparecen al final de un racimo colgante muy llamativo que, en otoño, dan lugar a frutos redondos y brillantes de color púrpura-negro que son comidos por las aves, responsables, de esta forma, de dispersar las semillas.

Muestra una gran adaptabilidad a distintas condiciones, a pesar de preferir suelos fértiles y bien drenados. Se cultiva tanto a pleno sol como a la sombra, resiste las heladas, la polución y los vientos fuertes. Se puede encontrar naturalizada en bosques sombríos y en los márgenes fluviales.

Es una especie de crecimiento rápido con gran número de brotes que se propagan fácilmente de forma vegetativa a través de pequeños fragmentos de raíz, lo que incrementa la probabilidad de dispersión a través de las actividades humanas, además de producir un gran número de semillas que son dispersadas de forma hidrócora y zoócora. Sus semillas poseen una elevada tasa de germinación y vitalidad, propia de plantas potencialmente invasoras.

Forma manchas densas que alteran la estructura, abundancia y sucesión ecológica de los ecosistemas que invade, impidiendo el desarrollo de la vegetación nativa y reduciendo la diversidad de especies por competición.

Las metodologías de control incluyen el control físico: arranque manual, como método más eficaz de control de las plantas. La extracción total de la raíz y la planta requiere mano de obra y tiempo de trabajo, pero es lo aconsejable en zonas de fácil acceso con bajo peligro de erosión o en pequeñas manchas próximas a poblaciones amenazadas o raras. Los residuos vegetales y fragmentos deben ser dejados en la zona para que se sequen. Efectuar la retirada con el tiempo y el suelo húmedos facilita la extracción de la raíz

Es considerada invasora en Australia, Nueva Zelanda y las islas vecinas de la Micronesia. En la Macaronesia (Canarias, Azores, Madeira) está considerada una de las 100 especies más dañinas. También se ha revelado como invasora en el Reino Unido, Irlanda y Bélgica, donde su uso en jardinería ha sido muy habitual. A pesar de no aparecer en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras, sí se contempla en el Plan Estratégico Regional dentro del listado de las 125 especies invasoras y/o con potencial invasor en Cantabria, por lo que es importante controlar los puntos en los que aparece y su desarrollo.

En Ramales hemos localizado un ejemplar naturalizado en la ribera del rio Gándara, se debe vigilar que no se expanda.

cof

cof

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

BAYA DEL FAISAN ANV_page-0001

BAYA DEL FAISAN REV_page-0001

Para ver la ficha completa, pulse aquí

Árbol del cielo o Ailanto

Tree of Heaven by cheung2408
Cheung2408 on Flickr (CC)

Un intruso peligroso, Ailanthus altissima.

Este verano hemos detectado un nuevo invasor, el árbol del cielo o Ailanto, una especie invasora procedente de Asia, empleada en jardinería y paisajismo. Su nombre alude a su veloz crecimiento, Ailanthus deriva de la voz malaya aylanto, con la que se designa a este árbol en las islas Molucas y significa “árbol muy alto” o “árbol del cielo”, su extraordinaria tasa de crecimiento hace que alcance grandes alturas en pocos años.

Alcanza los 30m de altura con un tronco de corteza lisa y grisácea. Las hojas son muy grandes, de hasta casi un metro de longitud, caducas, alternas y compuestas, con un número impar de foliolos cuyo margen es irregular, a menudo con lóbulos en la base; tienen la característica de que huelen mal al ser machacadas, por lo que a veces se denomina a este árbol, malhuele. Florecen en grandes panículas de flores unisexuales o hermafroditas de color verdoso y olor muy desagradable. Los frutos son secos y tienen una semilla alada, que facilita su dispersión por el viento, pudiendo producir, cada ejemplar adulto, hasta 350.000 semillas/año. También puede reproducirse por vía asexual mediante vigorosos brotes de cepa y raíz.

Aparece aislado o en rodales e incluso llega a formar bosquetes.

US Department of Agriculture on Flickr (CC)
Tree of Heaven. Flickr

Se asilvestra en cunetas, eriales, zonas degradadas, vaguadas y fondos de valle. Germina con mucha facilidad de semilla y se extiende también por brotes radicales llegando a salir por grietas de muros y rejas de alcantarillas.

 

 

Se cultiva como ornamental desde el S. XVIII, por su rápido crecimiento, para sujetar taludes y crear sombra. A mediados del SXIX, Marcelino Sáez de Sautuola, descubridor de las cuevas de Altamira, escribió una carta a la sociedad de aclimatación de Francia en la que comentaba una exitosa plantación de ailantos, ya entonces muy apreciados por sus valores medicinales y ornamentales.

En medicina popular oriental se ha empleado para tratar la malaria, el asma o los dolores estomacales por su probada actividad amebicida, antiplasmodial, antiséptica y, sobre todo, insecticida. Aunque debe tenerse en cuenta que es una planta tóxica y que puede producir dermatitis de contacto.

Su madera, muy ligera y que se tornea bien, no es de buena calidad, pero si adecuada para elaborar pasta de papel.

Rusty Clark~100K Photos Flickr
Rusty Clark~100K Photos on Flickr (CC)

Es una especie que crece y coloniza muy rápido, se adapta muy bien al entorno y tolera condiciones ambientales muy adversas como la sequía, las temperaturas extremas o la contaminación atmosférica, además, es poco exigente en cuanto a la calidad del suelo o la disponibilidad de luz.

Incluida en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras del Ministerio de Transición Ecológica y en el Plan Estratégico Regional del Gobierno de Cantabria, está catalogada como una de las cien especies exóticas invasoras más dañinas debido, no solo a su rápido crecimiento, que desplaza con facilidad a las especies nativas, sino a que genera sustancias alelopáticas -tóxicas para las demás plantas- y altera el ciclo del nitrógeno, con lo que hace la vida casi imposible a la vegetación autóctona. Por otro lado, son pocos los animales que la consumen y, al disminuir la población de vegetación autóctona puede alterar la disponibilidad de alimento para los herbívoros. Se ha comprobado que la biodiversidad es muy baja donde hay ailanto.

Una vez establecido es muy difícil de eliminar, persistiendo después de la tala, la quema o el tratamiento con herbicidas. El problema es que se comporta como una mala hierba: si se corta resurge con aún más fuerza que antes, lanzando rebrotes hasta a 15 metros del “pie madre”.

Los primeros métodos que deben emplearse son de tipo mecánico, empezando por retirar las plántulas manualmente lo antes posible. En individuos adultos deben efectuarse talas periódicas que, aunque no producen la muerte del árbol, evitan que siga produciendo semillas. Estos tratamientos mecánicos, para que sean totalmente efectivos, deben combinarse con aplicaciones de fitocidas.

En las áreas donde presenta una mayor población se considera prácticamente inviable erradicarlo, por lo que es importante actuar cuando se localizan los primeros ejemplares naturalizados, así que, como siempre, permanece alerta. Observa, localiza, colabora.

AILANTO ANV

AILANTO REV

Para ver la ficha completa, pulse aquí

#COP25 La cumbre del clima, ¿la última oportunidad o la evidencia de que no somos capaces de evitar nuestra propia extinción?

Adam Guz KPRM

El tiempo de actuar es ahora.

Durante estos días, hemos sido testigos de innumerables manifestaciones, actos, charlas y reuniones. Hemos visto cómo grandes empresas responsables de la emisión de ingentes cantidades de contaminantes ejercían de adalides del ecologismo en un hipócrita acto de greenwashing1, hemos visto a políticos y personalidades de todos los ámbitos e ideologías abogar por tomar conciencia de que hemos de hacer algo y nos hemos querido convencer, como ya sucedió con Kioto o París, de que, tal vez, ahora, se lo tomaban en serio. Pero no.

6 dec Madrid Marcha por el clima por John Englart (Takver)

Ver la enorme cantidad de recursos que se han invertido para celebrar esta cumbre y pensar en los resultados que se van a obtener resulta descorazonador, porque nadie quiere poner solución al cambio climático y los desastres que se nos vienen encima si es a costa de perder dinero o, al menos, a costa de ser el primero en perder dinero. Todas esas grandes personalidades del mundo empresarial parecen pensar «ya lo harán los siguientes, ya avanzará la ciencia, yo no lo veré, …»; parafraseando a Luis XV, «Después de mí, el diluvio», que sean las siguientes generaciones las que se ocupen, y las siguientes generaciones ya reclaman que se actúe AHORA.

Y lo vemos desde nuestras casas y pensamos: «si estos que manejan el mundo no pueden hacer nada, ¿qué voy a hacer yo?»

Y ahí, precisamente, es donde hay que incidir. ¿Qué he hecho yo hoy para luchar contra el cambio climático? ¿Qué podría haber cambiado de mi rutina?

¿Me he quedado cinco minutos más en la ducha derrochando agua? Esa agua que he derrochado ¿cómo se ha calentado? ¿Soy consciente de ello? ¿Y mi desayuno? ¿He empleado una capsula de café de aluminio? ¿Fruta tropical traída desde el otro lado del mundo? ¿He cogido el coche porque hacia mal tiempo y me daba pereza llegar hasta la parada de autobús?

Sí, puede parecer demagogia, pero todos y cada uno de nosotros contribuimos cada día al cambio climático y esperamos que los grandes cambios vengan desde otro lado. No se trata de cambiar el modo de vida de hoy para mañana sino de ser conscientes de nuestra huella, de lo que hacemos y lo que podemos evitar, de los pequeños pasos, porque, ahora, es necesario parafrasear a Neil Armstrong, «Un pequeño paso para el hombre, un gran paso para la humanidad». Cada pequeño gesto que cada uno de nosotros hagamos tiene repercusión, nada es pequeño, nada es inútil. Solo así tendremos el derecho de exigir a otros que hagan algo, y debemos exigirlo, porque el tiempo se nos acaba.

marcha por el clima 6 dec Madrid#COP25 por John Englart (Takver)

  1. Greenwashing (del inglés green, verde, y whitewash, blanquear o encubrir), ecoblanqueamiento, lavado verde o lavado de imagen verde es una forma de pseudoecologismo, una propaganda en la que se realiza márquetin verde de manera engañosa para promover la percepción de que los productos, objetivos o políticas de una organización son respetuosos con el medio ambiente con el fin de aumentar sus beneficios (fuente: Wikipedia)
  2. Imagenes:  6 dic Madrid, Marcha por el clima por John Englart (Flickr)

La destrucción de los bosques II

Repoblaciones y medidas preventivas

¡Lo prometido es deuda!

Tal y como dijimos en la entrada La destrucción de los bosques, es momento de hablar sobre las posibles medidas preventivas a instaurar para disminuir los peligros y daños ocasionados en los bosques.

La primera que se nos viene a la cabeza, una vez que el daño ya se ha producido, son las repoblaciones forestales.

¿En qué consisten?

Una repoblación es un conjunto de técnicas que se llevan a cabo cuando se pretende crear una masa forestal estable y adecuada a lo largo del tiempo.

Antes de proceder a reforestar un bosque desarbolado, se tiene que tener en cuenta su necesidad y función, es decir, si va a estar destinada a la producción de materias primas, como papel o madera, en cuyo caso hablamos de repoblaciones productoras; o si va a estar destinada a proteger factores como el suelo o la vida silvestre, en cuyo caso hablamos de repoblaciones protectoras.

En el caso de que la repoblación esté destinada a regenerar una masa forestal preexistente o incendiada, la especie a emplear será la misma, en cambio, cuando el terreno lleva mucho tiempo sin cubierta vegetal, se deben de tener en cuenta varios factores. En primer lugar, factores relativos al biotopo, como pueden ser los referentes al suelo o al clima y, en segundo lugar, se deben de tener en cuenta factores relativos a la biocenosis, como por ejemplo los riesgos de plagas que puedan existir o la competencia con otra vegetación.

Una repoblación puede realizarse bien con siembra de semillas o bien con plantación de plantas jóvenes. Finalmente, la repoblación requiere de ciertos cuidados para garantizar su éxito en el tiempo. Por ello, es necesario realizar podas, riegos, reposición de plantas muertas, prevenir daños que puedan producir los animales o prevenir incendios.

elpais
Bosque en llamas. El País

En previsión de los grandes incendios acontecidos, no solo en la cornisa Cantábrica, sino también en el resto de España y del planeta (son ejemplos los incendios de la selva Amazónica y de los montes de California), es necesaria una política forestal integrada, que ponga en práctica medidas preventivas.

Estas medidas preventivas podrían ser el aumento de las patrullas móviles de vigilancia y la creación de grupos de voluntarios de vigilancia; o sensibilizar a la población realizando campañas de educación medioambiental, diferenciadas en grupos poblacionales, como podrían ser agricultores, excursionistas, escolares o ganaderos.

ayuntamiento de camargo
Equipo de protección, Ayto. Camargo

Asimismo, sería necesario un mantenimiento de cortafuegos, lo cual supone desbroces y quemas controladas en combinación con el pastoreo y la plantación de especies de plantas con alto contenido en sales y por ello menos inflamables; o la creación de puntos de agua para el llenado de vehículos.

Por último, es igualmente necesaria la creación de unidades aéreas de coordinación, una mejora en el entrenamiento del personal, una aplicación de métodos informáticos de predicción del comportamiento del fuego, así como un seguimiento estadístico que evalúe daños y riesgos.

Todo lo dicho son algunos ejemplos que pueden mitigar el efecto destructivo de los incendios. Sin embargo, sigue siendo necesaria una conciencia medioambiental, no solo en este tema, sino en los grandes problemas medioambientales mundiales, como el cambio climático, la desertización, la pérdida de biodiverisdad, la contaminación por plásticos o la falta de agua, por poner sólo algunos ejemplos.

El cangrejo señal, especie invasora

Pacifastacus leniusculus

El hallazgo de un cangrejo señal durante un muestreo rutinario de Invasoras en Ramales en uno de los afluentes del Asón, ha hecho necesaria la publicación de esta entrada, con el objetivo de dar a conocer esta especie invasora y los problemas que causa en el ecosistema.

El cangrejo señal es una especie exótica invasora originaria de la costa oeste de Estados Unidos y suroeste de Canadá. En Europa está ampliamente distribuida como consecuencia de introducciones sistemáticas llevadas a cabo desde los años sesenta, realizadas para reemplazar a las poblaciones del cangrejo de patas rojas (Astacus astacus) afectadas por la afanomicosis, una enfermedad provocada por el hongo parásito  Aphanomyces astaci.

Debido a su potencial colonizador y a que constituye una amenaza grave para las especies autóctonas, esta especie ha sido incluida en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras, estando prohibida en España su introducción en el medio natural, posesión, transporte, tráfico y comercio.

Se trata de una especie con gran amplitud ecológica. Ocupa arroyos de montaña y ríos con aguas templadas, limpias y oxigenadas, con abundancia de refugios donde ocultarse durante el día y con sustratos rocosos y buena cobertura vegetal. En la Península Ibérica puede colonizar embalses y también se ha citado hasta 200 metros de profundidad en lagos e incluso en zonas del litoral, por lo que también es tolerante a aguas salobres.

Es una especie  muy activa, excava galerías y emigra aguas arriba y abajo de los ríos, incluso es capaz de sortear ciertos obstáculos por tierra.

Signal_crayfish_female_Pacifastacus_leniusculus
Cangrejo señal, Wikipedia

La época reproductiva comienza a principios de otoño. Las hembras ponen unos 200-400 huevos que incuban en su abdomen entre 166 y 280 días dependiendo de la temperatura del agua. Las larvas nacen entre abril y junio y permanecen con la hembra durante las tres primeras mudas. Los juveniles presentan una dieta básicamente animal, pero poco a poco van aumentando la ingesta vegetal. Las hembras alcanzan la madurez sexual a los 2-3 años, cuando cuentan con unos 6-9 cm de longitud total.

Se trata del mayor cangrejo de río americano introducido con éxito en Europa. Los ejemplares adultos alcanzan los 150 mm de longitud y su longevidad media en la naturaleza es de aproximadamente 10 años, pero pueden vivir hasta casi los 20 años.

Se denomina cangrejo señal por presentar una llamativa mancha blancuzca en la unión entre las dos piezas de cada pinza. Otra clave para su identificación es el rostro, bastante rectangular y con un escalón pronunciado hacia la punta. Al igual que en el cangrejo de río autóctono (Austropotamobius pallipes), las suturas longitudinales del cefalotórax están separadas. Las pinzas, muy desarrolladas, presentan una coloración rojiza en su cara ventral, el caparazón es ligeramente azulado y el abdomen bastante ancho.

esteee
Cangrejo señal, Invasoras en Ramales

El cangrejo señal es un oportunista capaz de ingerir casi cualquier cosa. Son omnívoros y muy voraces. Su alimentación pasa desde la ingesta de abundante materia vegetal (viva o en descomposición) a la captura de todo tipo de organismos acuáticos, como peces, anfibios, culebras de agua e invertebrados acuáticos. Debido a su voraz depredación, producen efectos negativos sobre el ecosistema acuático al incidir sobre la flora y fauna autóctona.

Además, compite con otras especies de cangrejo, como el cangrejo autóctono (Austropotamobius pallipes), desplazándolo. Asimismo, el cangrejo señal es reservorio y transmisor de la afanomicosis, la cual también afecta a otras especies de cangrejos.

IMG-20191014-WA0003
Cangrejo señal, Invasoras en Ramales

Al ser un cangrejo grande, de crecimiento relativamente rápido y alta fecundidad, con el tiempo se hace dominante en los tramos que coloniza y actúa negativamente sobre las poblaciones de truchas y otros peces, anfibios y macroinvertebrados bentónicos, pues se alimenta de ellos y de sus huevos, lo cual provoca una disminución de sus poblaciones.

Para su control, se pueden emplear  trampas y pesca eléctrica controlada, con el fin de reducir la densidad de las poblaciones y su expansión. Asimismo, es necesario el establecimiento de un programa de control en el que se identifiquen las áreas más vulnerables al impacto de la especie y que contemple las actuaciones necesarias para mitigar dicho impacto.

Estamos ante un potencial invasor de cuencas hidrográficas, por lo que se debe actuar con profesionalidad y precaución para evitar su dispersión a otros cauces.

Para ver la ficha completa, pulse aquí

 

La destrucción de los bosques

Efectos en el suelo y en el clima

Si leíste la anterior entrada, Los bosques y su riqueza, recordarás que las especies invasoras y la perturbación del ser humano provocan la pérdida de biodiversidad y de suelo, alteran la dinámica del ecosistema y desestructuran su equilibrio natural. Por ello, en esta ocasión vamos a detenernos en comentar cuáles son las principales perturbaciones humanas y los problemas que causan en el suelo y en el clima.

El ser humano viene realizando actividades que perturban a los bosques desde el dominio del fuego en el Paleolítico, pasando por la agricultura y la ganadería del Neolítico hasta la Edad del Hierro, dando como resultado el paisaje actual de la Península Ibérica.  Hoy en día, apenas quedan escasos vestigios de los bosques antiguos que cubrían los horizontes, ahora desarbolados, de las planicies de nuestro país.

Actualmente, los bosques siguen sufriendo por actividades como la agricultura y la ganadería intensivas que, junto a las talas para la industria maderera y del papel y junto a los incendios, generan graves consecuencias.

incendio rtve.es
Bosque en llamas, Rtve

Por un lado, contribuyen a un aumento del efecto invernadero y, por lo tanto, al calentamiento global. Esto se debe, directamente por las emisiones de dióxido de carbono producidas por las quemas, e indirectamente, por la disminución del efecto termorregulador debido a la evapotranspiración vegetal.

Pero, ¿Qué es la evapotranspiración vegetal?

Como todos sabemos, las plantas toman el agua del suelo a través de sus raíces. El agua viaja por su tronco, ramas y hojas hasta llegar a los estomas, unos orificios presentes en las hojas a través de los cuales intercambian los gases necesarios para realizar la fotosíntesis. Las plantas pierden agua en forma de vapor de agua a través de los estomas, por lo que parte del agua que la planta absorbe por las raíces, se pierde por transpiración. La evapotranspiración sería la suma de la evaporación del agua del suelo y de la pérdida de agua a través de los estomas de las plantas por transpiración. Si la disponibilidad del agua disminuye, la evapotraspiración también.

La evapotranspiración forma parte del ciclo del agua y es esencial para la renovación del agua en la atmósfera. Es decir, la vegetación ayuda a regular la humedad ambiental, contribuyendo a la formación de precipitaciones y vientos y, por lo tanto, ayuda a mitigar el los efectos del cambio climático.

ciclo-agua2
Ciclo del agua

Por otro lado, los suelos desnudos no protegen frente a la erosión hídrica y eólica, y es que, gracias a las masas forestales, el agua de las precipitaciones llega gradualmente al suelo desde la cobertura vegetal hasta que se infiltra, de tal manera que el bosque actúa como una esponja permitiendo la acumulación del agua en los acuíferos y permitiendo el mantenimiento de las aguas superficiales.

Los cultivos por su parte, suponen una escasa protección del suelo, ya que lo dejan al descubierto buena parte del año. Además, sus débiles raíces dificultan el mantenimiento de una fuerte cohesión entre los componentes edáficos (componentes del suelo). Esto hace que el suelo se vea arrastrado por las corrientes de agua de lluvia, lo cual disminuye su potencial año tras año y contribuye a la eutrofización (acumulación de exceso de nutrientes) en ríos y mares.

La erosión edáfica como consecuencia de la destrucción de los bosques es el preludio de la destrucción del potencial biológico de la Tierra y, junto a las variaciones climáticas, conduce a la aparición de condiciones desérticas.

Ecologia Verde
Suelo desértico, Ecología verde

Además de todo lo comentado y como ya sabréis, la vegetación influye en la caracterización del ecosistema, pues la capa vegetal que recubre el suelo  determina en gran parte el tipo de animales, hongos y microorganismos que habitan en ella. Un cambio en la estructura de sus poblaciones desencadería cambios en toda la comunidad de organismos, pues las plantas son la base de las cadenas tróficas.

cof
Bosque atlántico, Ayto. Ramales

Todo esto nos lleva inevitablemente a hablar en una próxima entrada de las posibles soluciones a estos problemas ambientales y a las medidas preventivas que deben instalarse para proteger y conservar los bosques.

¡No te la pierdas!

 

Los bosques y su riqueza

Biodiversidad florística

Dejando de lado las especies invasoras que tanto dañan a los ecosistemas y a las especies que allí viven, en esta ocasión, queremos mostraros parte de la diversidad vegetal que rodea el municipio de Ramales de la Victoria.

En nuestro municipio, así como en el resto de Cantabria, existen varios tipos de bosques que albergan diferentes especies vegetales, adaptadas a las características de cada hábitat. Uno de ellos son los encinares cantábricos, cuyo árbol dominante es la encina (Quercus ilex subsp. ilex).

Quercus ilex_000905_msr_1_1_800px
Quercus ilex subsp. ilex, Floravascular

Este peculiar ecosistema, es testigo de épocas antiguas en las que el clima era más cálido y seco. Hoy en día, mantiene su presencia en los suelos más secos del territorio; que son por regla general calizas, a menudo en pendientes inclinadas, con muy poca capacidad de almacenar y retener el agua y en laderas soleadas.

Las plantas de este tipo de bosque presentan adaptaciones a estas condiciones ambientales, como por ejemplo, hojas perennes y coriáceas o cubiertas de cutículas duras, que evitan la pérdida de agua.

En cuanto a su vegetación, predomina un estrato lianoide (lianas) con especies tan características como la zarzaparrilla (Smilax aspera), la hiedra (Hedera helix) o la rubia (Rubia peregrina).

flores-de-rubia-peregrina1 - copia
Rubia peregrina, Floresyplantas

Si te das un paseo por la ruta de la Dama Roja en Ramales, o por los alrededores de Covalanas, seguro que ves otras especies características de este bosque, como los madroños (Arbutus unedo), los labiérnagos (Phillyrea latifolia), los aladiernos (Rhamnus alaternus) o los aligustres (Ligustrum vulgare).

Arbutus_unedo_Corsica - copia
Arbutus unedo, wikipedia

Además de este tipo de bosque, los robledales son icono de nuestra región, concretamente los de roble pedunculado (Quercus robur), que crecen tanto en suelos acidófilos (ácidos) como basófilos (básicos), diferenciados por una serie de especies que están adaptadas a cada tipo de hábitat.

Los robledales acidófilos ocupan suelos ácidos, pobres en bases y de pH bajo, mientras que los basófilos ocupan suelos profundos de textura limo arcillosa con abundancia de minerales, que le confieren un pH neutro o levemente básico.

Otro tipo de roble cántabro es el rebollo (Quercus pyrenaica), que si bien no lo encontramos en Ramales, sí podemos verlo en otros lugares de la montaña cántabra.

Quercus pyrenaica
Quercus pyrenaica, CfNavarra

La diversidad florística de los robledales es grande y la comunidad botánica compleja. El estrato arbóreo que podemos encontrar en un robledal  se compone de serbales de cazadores (Sorbus aucuparia), castaños (Castanea sativa) o abedules (Betula celtiberica), entre otros.

En el interior del bosque se desarrolla un tenue estrato arbustivo a base de acebo (Ilex aquifolium), arraclán (Frangula alnus), peral silvestre (Pyrus cordata), espino albar (Crataegus monogyna), zarzamora (Rubus ulmifolius) y algún arbusto más.

El elemento herbáceo es el más numeroso. Podemos destacar la presencia de herbáceas como Anemone hepatica, Oxalis acetosella, Carex sylvatica o Polystichum setiferum entre muchas otras especies.

Anemone hepatica - copia
Anemone hepatica, Guiadejardineria
Oxalis_acetosella_LC0190
Oxalis acetosella, wikipedia

 

El tercer tipo de bosque característico en nuestra comarca es el bosque de ribera, es decir, el  que podemos encontrar en las orillas de los ríos. Si echamos un vistazo mientras paseamos por Cubillas, encontraremos alisos (Alnus glutinosa), chopos (Populus sp.) o sauces (Salix sp.).

subir2
Río Asón y bosque de ribera, Ayto. Ramales

Por último, vamos a hacer referencia a los hayedos, característicos de zonas altas de nuestras montañas. Si bien en Ramales no los encontramos, solo tenemos que subir hacia Soba para contemplar estos bosques tan majestuosos.

El haya (Fagus sylvatica), es un árbol con un dosel arbóreo muy amplio que impide la formación de otros vegetales bajo el mismo, pues limita la entrada de la luz solar a través de sus hojas. Por lo tanto, en estos lugares encontraremos especies adaptadas a la escasez de luz, como por ejemplo, helechos como Blechnum spicant o arándanos (Vaccinium myrtilus).

Blechnum_spicant - copia
Blechnum spicant, wikipedia

Todos estos ejemplos son una pequeñísima fracción de las especies vegetales que albergan los bosques que, a su vez, dan cobijo, protección y alimento a una multitud de animales, hongos y microorganismos, los cuales aumentan la diversidad, la riqueza y el equilibrio biológico de estos ecosistemas.

Este hecho hace que sea completamente necesario protegerlos y preservarlos de sus principales amenazas: las especies invasoras y la perturbación del ser humano. Ambos, provocan la pérdida de biodiversidad y de suelo, alteran la dinámica del ecosistema y desestructuran su equilibrio natural. Merece la pena por ello, detenernos en este tema tan preocupante,  que dejaremos para una próxima entrada del blog.

¡No te la pierdas!

 

 

Los Ecosistemas del Alto Asón

Taller medioambiental

Dentro del proyecto Invasoras en Ramales, además de dar a conocer las especies invasoras del municipio, cuál es su distribución y de informar sobre su uso y tratamiento a través de nuestro Blog, también se realiza una importantísima labor de divulgación y sensibilización medioambiental a los más pequeños de la comarca,  a través de talleres y actividades que hemos estado realizando durante todo el verano.

A través de este programa de Educación Medioambiental, se pretende educar desde edades muy tempranas sobre la importancia y la necesidad del cuidado y protección del medio ambiente. Para ello, hemos diseñado talleres a través de los cuales se ha pretendido transmitir valores y conceptos aplicables en la vida diaria, como por ejemplo, la regla de las 3 R: Reducir, Reutilizar y Reciclar,  del Taller de Reciclaje.

En esta ocasión, queremos mostraros el último taller realizado: los Ecosistemas del Alto Asón, sin duda clave en un entorno tan privilegiado como el nuestro.

IMG-20190827-WA0002xdfbzdfg
Monitores de la Ludoteca, técnicos de LicAsón y responsable de Invasoras en Ramales trabajando con los niños y niñas en la Biblioteca de Ramales

 

En este nuevo taller, hemos aprendido las especies de animales y plantas que habitan en los ecosistemas de nuestro alrededor, las relaciones que se establecen entre ellos y con sus hábitats, cómo se comunican y se alimentan, quiénes son sus depredadores, etc.

 

IMG-20190827-WA0003fgsdf
Actividad: Puzle de la metamorfosis de insectos y anfibios

 

A través de esta entrada, pretendemos mostrar el trabajo realizado durante este verano con  los más jóvenes de nuestra comarca, los futuros guardianes de nuestro planeta.

 

IMG-20190827-WA0005xhgd
Actividad: Realización de un marca-páginas
IMG-20190827-WA0006fdgxd
Actividad: Realización de animales con Goma Eva, papel y cartulina

 

Porque a través de la educación medioambiental  se transmiten conocimientos, actitudes y valores hacia el medio ambiente que conducen a adquirir compromisos y a actuar con responsabilidad.

Solo así se podrá lograr un desarrollo adecuado y sostenible que permita hacer de nuestro planeta un lugar sano en el que poder vivir.

Una gramínea sudamericana

Gramilla, Paspalum dilatatum

Originaria de Argentina, Uruguay y sur de Brasil, esta gramínea pertenece a la familia Poaceae.

Habita en bordes de prados, orillas fluviales, herbazales y cunetas. Prefiere suelos pesados y húmedos, aunque tolera cierta sequía si es corta y estacional. Es muy abundante en climas templados húmedos, mientras que en las áreas mediterráneas queda relegada a orillas de ríos, humedales, acequias y cunetas muy húmedas.

estaa
Paspalum dilatatum, Ayto. Ramales

Es una planta herbácea perenne, con tallos que emergen de cortos rizomas y hojas con lígula y limbo. La inflorescencia es un racimo que consta de 2 a 9 espigas alargadas, separadas entre sí y más o menos péndulas. Cada espiga consta de numerosas espiguillas dispuestas en dos filas, ovadas, comprimidas dorsalmente y con dos flores cada una.

Paspalum_dilatatum_plant2_(7185809509) - copia
Hojas de Paspalum dilatatum, Wikipedia

Florece de julio a octubre y se reproduce principalmente por semillas. No obstante, es capaz de emitir nuevos brotes a partir de los rizomas después de ser pastada o cortada.

 

Se cultiva como pratense siendo frecuente en las praderías desde el nivel del mar hasta prácticamente los 700 metros, de donde se ha escapado estableciéndose en zonas sensibles próximas a rías y estuarios.

usr9166_gal9
Espiga de Paspalum dilatatum, Fotonatura

Esta planta ha sido introducida de manera accidental, muchas veces ligada al transporte de mercancías.

En la actualidad es una especie naturalizada en muchas regiones tropicales y templadas del mundo, llegando a ser un verdadero problema en algunos países como Australia, pues reduce la diversidad florística de los hábitats en los que se asienta y afecta a muchas comunidades de invertebrados que dependen de estos prados.

La corta o la siega son totalmente ineficaces para controlar esta especie debido a que está perfectamente adaptada al pastoreo y rebrota con facilidad a partir del rizoma.

tb
Paspalum dilatatum, Ayto. Ramales

Los individuos maduros pueden ser tratados con glifosato repitiendo la aplicación tres veces a intervalos de 10 días. Sin embargo, en áreas naturales de cierto valor ecológico, el uso de herbicidas debe ser cuidadosamente aplicado para no afectar al resto de especies del ecosistema.

Es especialmente vulnerable a la infección por un hongo, Claviceps paspali, un parásito que se manifiesta como un exudado pegajoso y oscuro en las espiguillas, aunque no parece que éste afecte significativamente a la capacidad invasora de esta gramínea.

Claviceps_paspali_06 - copia
Gramilla infectada por Claviceps paspali, Herbarium plantasyhongos.es

 

PASPALUM ANV 4_page-0001

PASPALUM REV 4_page-0001

                                  Para ver la ficha completa, pulse aquí

LAS 3 R: REDUCIR, REUTILIZAR Y RECICLAR

Taller de Reciclaje

Con un poco de pintura e imaginación, los niños y niñas de Ramales de la Victoria fueron capaces de crear huchas y maceteros con botellas de plástico, un acuario con tapones, bolsos con papel de periódico y varias figuras con hueveras.

1
Manualidades realizadas en el taller
2
Bolso hecho con papel de periódico
3
Macetero hecho con botella de plástico

Todas estas manualidades fueron realizadas en el Taller de Reciclaje del Ayuntamiento de Ramales de la Victoria, en colaboración con los técnicos de LicAsón, la Ludoteca y la Biblioteca de Ramales.

5
Acuario hecho con tapones de botellas de plástico

¡Qué fácil es reutilizar materiales tan comunes en nuestras casas y qué divertido es volver a darles una nueva vida!

4
Hucha hecha con botella de plástico

Además de reutilizar, aprendimos lo importante y necesario que es reducir y reciclar aquellos materiales que tardan miles de años en degradarse, como el plástico,  uno de los principales contaminantes de los ecosistemas naturales.

6
Dragón hecho con hueveras

Gracias a este taller, somos más conscientes de la importancia y la necesidad de aplicar en nuestra vida cotidiana la regla de las 3 R: Reducir, Reutilizar y Reciclar, imprescindible para el cuidado y protección del medio ambiente.

8.8
Participantes del taller

Un plantea sano y limpio es indispensable para la vida, por lo que es necesario educar en su protección y cuidado, así como animar y convencer a la población de que con su ayuda, y casi sin esfuerzo, se puede conseguir el planeta que queremos.

                                         Recuerda que ¡en tu mano está!